inicio productos noticias presupuesto trabajos contactar condiciones

banner_1 banner_2 banner_3 banner_4 banner_4 banner_4
noticias:

Noticias


¿Que es la Iluminacion led?

Que es la iluminación LED?

 

Un LED (Lighting Emitting Diode) es un diodo semiconductor capaz de emitir luz. Desde hace muchos años se ha venido usando en diversos dispositivos, sobre todo en botones para indicar estados como por ejemplo en los botones de grabación de un DVD o para según el color indicar si el aparato está encendido (verde) o apagado (rojo).

El primer LED se desarrollo en 1927 por Oleg Vladimirovich Losev pero no fue hasta los sesenta  cuando comenzó a usarse en la industria. Desde entonces los avances se han sucedido y desde los primeros Leds que sólo se podían construir en color rojo, verde o amarillo y con una intensidad de luz baja hemos pasado a nuevos que pueden ofrecer una luz blanca y suficiente para iluminar una  habitación.

 

El funcionamiento físico del LED

El funcionamiento de un LED consiste en que un electrón al pasar de la banda de conducción a la de valencia, pierde energía la cual se manifiesta en forma de fotón (partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas) desprendido, con una amplitud, dirección y fase aleatoria.

Y  los colores? La luz de LED es monocromática y depende del material utilizada en el semiconductor. Según éste conseguimos que la luz emitida sea roja, azul, ultravioleta,… Para conseguir diferentes tonos de color, teniendo en cuenta ese de detalle de ser luz  monocromática, lo que hacemos es recurrir la combinación entre ellos y el uso de diferentes intensidades.

De esta forma para conseguir luz blanca podemos mezclar la luz de tres LEDs, uno azul, otro rojo y por ultimo verde. Que con ni más ni menos que los colores que forma el espacio de color RGB.

En cuanto a la cantidad de luz, depende de la intensidad de la corriente eléctrica aunque aquí

hay varios puntos a considerar de los que hablaremos más tarde

 

Ventajas del LED

Ya las comentamos hace no mucho pero nunca viene mal volver a mencionarlas. Y es que, frente a las bombillas incandescentes suponen una gran mejora pero sobre las luces halógenas también.

  • Eficiencia energética con un consumo de hasta un 85% menos de electricidad.
  • Mayor vida útil pudiendo ofrecer unas 45.000 horas de uso.
  • La luz más ecológica. No sólo por el ahorro energético sino por los componentes químicos que la forman. Nada de tungsteno o mercurio y resto de productos tóxicos.
  • Baja emisión de calor y mínimo mantenimiento. La eficiencia energética provoca una mínima

Emisión de calor provocado por el desperdicio de energía para conseguir la potencia de luz deseada en las bombillas incandescentes.

 

Tipos de bombillas Led

 

¿Son todas las bombillas LEDs iguales?

Cuando vamos a un distribuidor a comprar una bombilla LED podemos encontrar una oferta tan amplia en modelos que puede llegar a confundirnos. Y lo peor es que, además de múltiples

modelos también hay grandes diferencias en precio.

 ¿Cómo saber qué bombilla LED es mejor o simplemente la más aconsejable? Te lo contamos desde nuestra propia experiencia.

En las tiendas podemos encontrar modelos que hacen uso de pocos LEDs, entre 3 y 5, u otras que utilizan un gran número, cerca de los veinte o incluso más. Decir cuál es mejor o peor es difícil porque dependerá de varios factores.

El primero, la calidad del LED. Que un LED emita más luz depende de la cantidad de material activo (material que convierte la electricidad en fotones) que se haya utilizado. Según tenga más o menos el precio del LED se encarece y por implicación directa el de la bombilla.

Para evitar usar LEDs de alta densidad, más caros, algunos fabricantes lo que hacen es incluir 12, 20 o más LEDs en sus bombillas de calidad inferior. Pero claro, esto acarrea varios problemas. Si están colocados en serie, al fallar uno fallarán los siguientes por lo que la vida de la bombilla se reduce.

También si se aplica un exceso de energía para conseguir la misma luz que los LEDs de alta densidad la bombilla se deteriora antes, viendo como la luz emitida desciende considerablemente. Pudiendo pasar a un 50% de la luz que originalmente emitía, en lugar del 70% al que bajaría casi al final de su ciclo de vida, unas 45000 horas. Y por último, el calor generado es mayor por lo que si la disipación no es buena dejarán de funcionar más rápidamente.

Entonces, ¿son malas las bombillas con múltiples LEDs? No, siempre que los LEDs sean de calidad.

Existen fabricantes que colocan un gran número de LEDs de calidad (LED de alta densidad) en sus bombillas para luego forzar menos cada uno de ellos alargando aún más su vida útil. Por tanto, consiguen la misma luz que con una con pocos LEDs a la que se aplica mayor intensidad eléctrica.

Resumiendo, la luz de una bombilla LED depende de la calidad de los LEDs utilizados y de la intensidad de la corriente aplicada.

 

¿Qué bombilla LED compro?

Pues algunos dirán las más caras. Cierto, parte de razón nos les faltan pero hay algunos detalles

más y tampoco un precio elevado nos asegura un rendimiento óptimo. Lo que sí debemos hacer es comprar bombillas de fabricantes conocidos: Philips, LG, Samsung, Osram, Sylvania, Bridgelux, Toshiba,… Podemos optar por algunas tiendas de vendedores chinos en eBay. El problema es el tiempo y si paran el paquete en la aduana al final te saldrán a un precio similar.

 

Luego, aunque las luces LEDs emiten menos calor es importante que cuente con un buen

sistema de disipación. Observando el propio acabado de la bombilla podremos apreciarlo

rápidamente. Es ese disipador, la electrónica interna y la calidad del LED lo que hace que los precios entre modelos que a priori ofrecen una cantidad de luz similar sean tan dispares.

En la actualidad los principales fabricantes están apostando por bombillas con 3 o 5 LEDs de alta intensidad que ofrecen una luz prácticamente similar a las halógenas equivalentes.

 

Bombillas LED, voltajes y diferentes tipos de casquillos

Al igual que en las bombillas halógenas podemos encontrar bombillas LEDs que funcionen

directamente conectados a una corriente de 220V o necesitar de un transformador intermedio porque funcionan a 12V. Es importante que conozcamos qué tipo de bombilla tenemos en cada una de las habitaciones en las que hayamos decidido cambiar el tipo de iluminación.

Luego tendremos que buscar la bombilla LED con el casquillo adecuado, que puede ser desde el E27 que es el típico de rosca hasta tamaños más pequeños como el E14 o los usados por halógenas como el GU10 o el GU3.5 de las halógenas dicroicas.

Es importante comprobar que, si vamos a usar bombillas que funcionan a 12V, los

transformadores están en buen estado para evitar un gasto energético que haga no compense el ahorro que permite el LED y sobre todo la temperatura que generé ya que podría afectar la vida útil de la bombilla. Igualmente, en algunos casos podremos conectar varias bombillas a un mismo transformador.

Los fabricantes por su parte recomiendan sustituir dichos transformadores por unos más adecuados o incluso eliminarlos y que sea la bombilla quien se encargue de convertir la corriente a corriente continua.

 

Conclusiones

Como veis no todas las bombillas Leds son iguales. La calidad del LED, si es de alta densidad o no, así como otros aspectos como el número que incluye, el mecanismo de disipación, etc.… afecta de forma considerable al precio final. Aún así la inversión inicial llega ser rentable.

Si ahora os estáis preguntando cómo elegir la bombilla LED ideal, por potencia y ángulo de la luz proyectada, tranquilos. Ese será el próximo tema que trataremos.

 

Cómo elegir la bombilla LED correcta para cada necesidad.

La potencia lumínica

Un lumen es la unidad usada para expresar la cantidad de luz que es capaz de generar una bombilla.

El problema es que la falta de unión por parte de los fabricantes no permite unificar criterios por lo que podemos tener algún que otro problema. De todas formas, la teoría nos dice que un led es capaz de generar por si solo entre 60 y 90 lúmenes. Todo valor por encima o es falso o baja circunstancias muy óptimas. Como dato, el record de lúmenes generados por un led fue de 150 lm/w. Para conocer los lúmenes que genera una bombilla LED existe una pequeña formula:.

Lúmenes reales = al nº de vatios x 70.

Siendo 70 un valor medio que coincide con la mayoría de las bombillas del mercado. Por tanto, una bombilla LED de 12W ofrecería una potencia lumínica de 840 lm. Que vendría a sustituir la luz que genera una bombilla incandescente de 60W. Como podéis ver generando la misma cantidad de luz ahorramos 48w por cada bombilla incandescente que sustituyamos

 

El ángulo de apertura de la luz

Uno de los problemas que tiene la iluminación LED es el ángulo de apertura que ofrece. Esto nos obliga a mirar bien las especificaciones y usos recomendados por el fabricante.

Lo bueno es que la tecnología de la óptica usada en los LED ha mejorado tanto que ya podemos encontrar bombillas capaces de iluminar ellas solas toda una habitación.

 Si compramos bombillas LEDs cuyo ángulo de apertura sea de 40º obtendremos una luz más focalizada que sería ideal para iluminar puntos concretos como un cuadro, vitrina, etc.. Por tanto, para una habitación tenemos que adquirir una bombilla con 120 grados de apertura que es la adecuada para habitaciones. Eso sí, posiblemente tendremos que usar más de una si las dimensiones son mayores de lo normal.

 

La temperatura de color

Los grados Kelvin nos indican el tipo de color que tendrá la luz de nuestra bombilla. En función del número podremos obtener tres tipos de luz: blanco cálido, blanco puro y blanco frio.

Cada color suele tener una aplicación más o menos práctica.

  • El blanco frío es idóneo para colocar en lugares donde se necesita una luz blanca y que de la máxima luz posible como puede ser el garaje, trastero,…
  • El blanco puro está indicado para usar en cuartos de baño, cocina o lugar de trabajo.
  • la luz con tono amarillo, blanco cálido, es indicada para habitaciones, sala de estar, etc ya que ofrece un tipo de luz más de ambiente.

Cuando vayamos a comprar una bombilla podremos consultar la temperatura en grados Kelvin para saber qué tipo de luz dará. Si está entornos a los 3.000K será un blanco cálido, 4500K es blanco puro y 5800K blanco frio.

Ya cada uno decidirá qué tipo de luz le gusta más según la estancia  donde vaya a usarla. Interesante también es el uso de los Dimmer para crear ambiente al poder regular la intensidad y por tanto la cantidad de luz que genera la bombilla.

Sin embargo, sobre gustos no hay nada escrito, y cada uno optará por el tono de luz que más le guste.

 

La instalación

No todos tenemos en casa la misma instalación de luces. Algunos usan bombillas incandescentes, otras lámparas fluorescentes o halógenos. Es importante que revisemos nuestra instalación y nos informemos sobre qué parte podemos reutilizar y cuáles serían mejor cambiar.

En el caso de algunas lámparas halógenas es importante revisar los transformadores. Primero porque de un transformador tal vez podremos “colgar” varias bombillas LEDs para aprovechar los 50, 60 o más vatios que ofrecen para alimentar las nuevas LEDs que sólo consumen 10 o 12W por bombilla. Segundo porque igual es mejor eliminarlos y colocar una bombilla LEDs de las que se conectan directamente a la red de 220V.

Igualmente si tenemos reguladores de intensidad es muy importante que nuestra bombilla LED sea compatible, para ello en la caja suele indicarse mediante la palabra DIMMABLE



© 2017 Enersolma, S.L. - NiF B57744666
Registro Mercantil de Baleares; T 2487 , F 140, S 8, H M 33841, I/A 898 (19.06.12)
CVE. BORME-A-2012-123-28

C/ Jaume Bujosa 27

07198 Palma de Mallorca
tel. 678 31 79 12 - 971 427 434

Política de privacidad - contacto - info@enersolma.com
diseño y programación Redbook comunicación